Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario.
Al seguir navegando acepta el uso que hacemos de las cookies.Más informaciónAceptar

Montajes eco-2

Con tanta información distinta en las etiquetas de los productos alimentarios, a veces es fácil confundirse, por eso hemos querido explicar brevemente qué significa y qué implicaciones tiene el sello de Agricultura ecológica.

El sello ECO, (que a veces podemos encontrar junto al de Biológico u Orgánico, aunque no aporten más información) está recogido en el reglamento (CE) 834/2007 y sus subsecuentes leyes y solo los alimentos que cumplen esta ley y están aprobados por los comités correspondientes pueden llevar estos sellos.

 

¿Qué implicaciones tiene el sello ECO de la UE?

 

Este etiquetado trata sobre el cuidado exhaustivo a lo largo de todas las etapas de la cadena alimentaria del producto y del medio ambiente.

Los alimentos ecológicos son los que se producen de forma natural, es decir, sin ninguna intervención artificial. La semilla debe ser igualmente ecológica y tanto la tierra como el agua utilizada para su siembra y su riego debe estar libre de fertilizantes artificiales y pesticidas y totalmente descontaminada.

Este sello también garantiza que el alimento no ha sido manipulado genéticamente.

Su producción debe ser sostenible y respetuosa con el medio ambiente y se debe garantizar que se han respetado los ciclos naturales de las diferentes partes que constituyen el ecosistema.

El sello de la hoja es el de alimento ecológico certificado por la UE, mientras que si va junto al de la Comunitat Valenciana podemos saber que se trata, además, de producto de proximidad.

 

ECO

 

¿Qué es producto de proximidad y qué beneficios tiene?

 

Llamamos productos de proximidad o de kilómetro cero a los alimentos que se han producido o elaborado cerca de nosotros y los beneficios de adquirir este tipo de productos son los siguientes:

Generalmente son productos de temporada, por lo que son mejores para nuestra salud. Los alimentos de temporada contienen más nutrientes puesto que maduran de forma natural.

Son más sostenibles y reducen la huella de carbono. Al eliminar transporte y los residuos y embalajes que se emplearían para conservar los alimentos hasta su destino, estamos contribuyendo al cuidado del medio ambiente.

Reducen el desperdicio de productos alimentarios. En ocasiones el transporte de alimentos sufre problemas derivados de la interrupción de la cadena de frío, deficiencias en el envasado y en general se exponen a riesgos que pueden derivar en el desecho de estos alimentos por no cumplir con el control de calidad de los establecimientos de venta.

Ayudan a promover la economía local. Apoyar a las empresas locales con la adquisición de estos alimentos fomenta la economía de la región y fomenta el trabajo agrícola. Además, al eliminar intermediarios estamos garantizando a los agricultores un precio más justo por sus productos.

 

A partir de ahora cuando veamos estos sellos ya podemos saber qué es exactamente lo que estamos comprando y cuáles son los requisitos e implicaciones de comprar productos ecológicos y de proximidad.

PATATAS, PATATAS Y MÁS PATATAS

PARA COMER, DIVERTIDAS, SALUDABLES, NUTRITIVAS

Un alimento importante solo o acompañado