Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario.
Al seguir navegando acepta el uso que hacemos de las cookies.Más informaciónAceptar

por-que-salen-brotes-a-las-patatas

 Las patatas son un alimento que nunca falta en casa, porque es muy socorrido y siempre podemos improvisar algún plato rápido, sabroso y sano.

Sin embargo, en ocasiones se nos olvida que tenemos patatas en la despensa hasta que se nos ocurre cocinar algo con ellas, recordamos que hace tiempo que las compramos y al ir a por cogerlas vemos que les han salido una especie de raíces.

Estos pequeños tubérculos son, efectivamente, las raíces de esta planta y se generan de forma natural para que, de esa planta, puedan brotar otras.

 

¿Se pueden consumir las patatas con brotes?

 

La respuesta es sí, (excepto si está arrugada o reblandecida, ya que esto significará que la patata ha aportado todos sus nutrientes a los brotes).

Para que las patatas con brotes se puedan consumir tranquilamente, habría que quitar los brotes por completo, pelar bien antes de cocinarlas y observar que no haya manchas verdes bajo la piel. En caso de que las haya, nosotros recomendamos no comerlas, ya que estas manchas verdes son causadas por el efecto de la solanina, un glucoalcanoide de sabor amargo que también está presente en los tomates y las berenjenas. Esta sustancia se produce al tener las patatas expuestas al sol y, en grandes cantidades, podría causar molestias estomacales, entre otros síntomas desagradables. Hay quien dice que quitando la parte verde, se pueden consumir tranquilamente, ya que la mayor concentración de solanina está en esa parte, pero si podemos evitarlo por precaución, mucho mejor. La salud es lo primero.

 

¿Qué puedo hacer para evitar que salgan brotes en mis patatas?

 

Rustic fresh unpeeled potatoes on a white wooden table

 

En primer lugar, recomendamos comprar cantidades adecuadas de patatas para evitar tenerlas guardadas en casa demasiado tiempo. Sabemos que las patatas almacenadas correctamente pueden aguantar perfectamente alrededor de dos o tres meses, por lo que tenemos tiempo de consumirlas antes de que broten pero, ¿cómo sé si las estoy almacenando como toca?

La luz favorece la síntesis de la clorofila, que va asociada a mayor cantidad de alcaloides, por lo que se recomienda almacenarlas en un lugar oscuro. Por otra parte, la humedad, una temperatura muy alta o muy baja y la falta de ventilación, también pueden favorecer la germinación de nuestras patatas.

La recomendación es almacenarlas en un lugar fresco, seco, oscuro y si puede ser, que estén aireadas. Mejor en papel que en plástico.

No recomendamos conservar en la nevera, ya que los niveles de temperatura y humedad no serían adecuados.

Hay algo que también solemos hacer porque combinan bien y tienen una durabilidad parecida, y es almacenarlas junto a las cebollas, pero esto tampoco es buena idea, ya que estas últimas liberan un compuesto gaseoso que hace que las patatas duren menos y se estropeen con más facilidad.

En última instancia y si tienes posibilidad y lugar para hacerlo, antes de tirar una patata que ya no está comestible, debes saber que esa patata se puede plantar perfectamente y, con los cuidados adecuados, en unas semanas podrás recoger tu cosecha.

PATATAS, PATATAS Y MÁS PATATAS

PARA COMER, DIVERTIDAS, SALUDABLES, NUTRITIVAS

Un alimento importante solo o acompañado