Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario.
Al seguir navegando acepta el uso que hacemos de las cookies.Más informaciónAceptar

Trabajador1

Mayo es el mes de los trabajadores y no podíamos dejar pasar la oportunidad de hablar de los profesionales que se encargan de la parte central de nuestro negocio; los agricultores. Son los encargados de la siembra, cuidados y cosecha de nuestras patatas. Nos han contado cómo lo hacen y ahora os lo queremos contar a vosotros.

  • Requerimientos climáticos

Es una planta de clima templado-frío. La temperatura ideal para las patatas debe estar en torno a los 13ºC y los 18ºC. A la hora de la siembra es importante que la tierra esté por encima de los 7ºC, ya que los climas excesivamente fríos pueden afectar a la patata, evitando su correcto desarrollo y crecimiento.

Si la temperatura de la tierra bajase por debajo de -2ºC el riesgo de helada sería muy alta pudiendo perder la cosecha, aunque con el tiempo pudiera volver a rebrotar.

Respecto a la luz, los climas cálidos comprenden entre 13 y 16 horas de luz al día, lo que favorece la floración y la fructificación al promover la actividad fotosintética.

  • Exigencias de la tierra

Es importante que el terreno no sea demasiado pedregoso, ya que podría convertirse en un obstáculo en el desarrollo de la patata. Son mejores los suelos ligeros, con humedad relativa moderada, ya que demasiada humedad podría desencadenar en unas patatas demasiado acuosas, poro ricas en fécula y poco sabrosas y conservables.

Soporta pH ácido entre 5.5-6, aunque el rango adecuado se situaría entre 5-5.5.

También se  considera una planta que tolera bastante bien la salinidad.

  • Siembra

Una vez tenemos claras las características del clima y la tierra, llega el momento de la siembra. Para ello deberemos preparar la tierra con fertilizantes naturales que enriquezcan el suelo y favorezcan el crecimiento.

Los meses idóneos para plantar en Valencia (varía en cada lugar en base al clima) se haría de diciembre a febrero. Estos serían los pasos básicos:

  1. Se hace un agujero en la tierra de unos 25-30 centímetros de profundidad.
  2. Se introducen las «semillas» (son patatas pequeñas de entre 50 y 80 gramos).
  3. Dejaremos como mínimo un espacio de 40 centímetros de un agujero hasta el siguiente.
  4. Cubrir las «semillas» con tierra suelta.

Ahora lo más importante y lo que determinará la calidad final de las patatas es el abonado orgánico y el riego que, en los meses de más calor deberá ser cada dos días, pudiéndose espaciar a 1 o 2 días a la semana en los meses más fríos.

Trabajador2

  • Cosecha

La recolecta se efectuaría entre marzo y junio, dependiendo de la variedad.

La recolección se suele hacer cuando las matas se empiezan a secar y se vuelven de un color amarillento, excepto la patata nueva, que se recoge con la mata todavía verde.

Se suele hacer de manera mecanizada (excepto en pequeños campos que se puede hacer de manera manual con la ayuda de una azada), prestando atención cuidado en no golpear las patatas recolectadas y evitar dejarlas al sol para que no pierdan humedad.

Y estos son los pasos básicos del cuidado de la patata. Queremos agradecer a nuestros agricultores que cuiden y mimen tanto sus campos y sus cosechas, ya que gracias a ellos y a su esfuerzo, podemos disfrutar de unos frutos de excelente calidad.

PATATAS, PATATAS Y MÁS PATATAS

PARA COMER, DIVERTIDAS, SALUDABLES, NUTRITIVAS

Un alimento importante solo o acompañado