Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario.
Al seguir navegando acepta el uso que hacemos de las cookies.Más informaciónAceptar

Portada-limpieza-playa

Esta experiencia que os mostramos a continuación se trata de transformar una actividad de limpieza y conservación de la playa en un juego emocionante para los más pequeños. Además, será una excelente manera de enseñarles la importancia del cuidado del medio ambiente mientras se divierten.

 

Preparativos

  1. Elección de la playa:

Elige una playa que necesite limpieza y que esté cerca de casa. Investiga si hay programas locales de conservación o grupos de voluntarios con los que puedas coordinar la actividad, algunas organizaciones ambientales ofrecen apoyo y materiales para estas iniciativas.

  1. Equipo y suministros:

Limpieza-playa-1

Asegúrate de llevar todo lo necesario para una jornada de limpieza segura y efectiva:

– Guantes de trabajo resistentes para todos.

– Bolsas de basura reciclables o reutilizables.

– Pinzas para recoger residuos.

– Protector solar y sombreros para protegerse del sol.

– Agua y botellas reutilizables.

– Snacks y comida para mantener la energía.

– Ropa y calzado cómodos y adecuados para el clima y la playa.

 

  1. Educación y concienciación:

Antes de salir, habla con los niños sobre la importancia de mantener las playas limpias y cómo los residuos pueden afectar la vida marina y el medio ambiente. Puedes mostrarles videos educativos o leer artículos juntos para aumentar su comprensión y motivación.

 

La experiencia: transformar la limpieza en un juego

Llegada y organización:

Llega temprano a la playa para aprovechar al máximo el día. Reúne a la familia y organiza una pequeña reunión para recordar las normas de seguridad y cómo se llevará a cabo la actividad. Reparte los guantes, bolsas de basura y pinzas para que todos estén preparados.

 

Juego de limpieza: «Caza del tesoro verde»

Limpieza-playa-2

Transforma la limpieza de la playa en una emocionante «Caza del Tesoro Verde». Aquí te dejamos algunas ideas para convertir esta actividad en un juego:

 

  1. Mapa del tesoro:

Antes de comenzar, entrega a cada niño un «mapa del tesoro» con diferentes áreas de la playa marcadas. Cada área corresponde a una sección específica de la playa donde deben buscar «tesoros» (residuos) que necesitan ser recogidos. Puedes dibujar el mapa tú mismo o imprimir uno en casa.

 

  1. Puntos por residuos:

Asigna diferentes puntos a distintos tipos de residuos. Por ejemplo:

– Plásticos: 10 puntos

– Latas: 8 puntos

– Vidrio: 7 puntos

– Colillas de cigarrillos: 5 puntos

– Papel y cartón: 3 puntos

– Residuos orgánicos: 1 punto

Cada niño lleva un cuaderno donde puede anotar los puntos que va acumulando a medida que recoge diferentes tipos de residuos.

 

  1. Bonus por creatividad:

Dale puntos extra por encontrar residuos poco comunes o por la cantidad total recogida. Además, puedes tener un «premio» especial para el niño que encuentre el objeto más extraño o la mayor cantidad de residuos reciclables.

 

  1. Contar y clasificar:

Limpieza-playa-3

Después de un tiempo determinado, reúne a todos para contar y clasificar los residuos. Puedes utilizar este momento para enseñar a los niños sobre la importancia del reciclaje y cómo clasificar correctamente los materiales. Los niños pueden contar los puntos obtenidos y anunciar al «ganador» del juego.

 

Taller de manualidades con residuos reciclados:

Después de la limpieza, organiza un taller de manualidades utilizando algunos de los residuos reciclables recogidos. Los niños pueden crear arte con materiales reciclados, como botellas de plástico, latas y papel. Este taller no solo es divertido, sino que también refuerza la importancia del reciclaje y la reutilización de materiales.

 

Comida y descanso:

Cuando llegue la hora de la comida, organiza un picnic en la playa con comida que hayas traído desde casa. Utiliza recipientes reutilizables y evita el plástico de un solo uso. Este es un buen momento para disfrutar del entorno limpio y reflexionar sobre la actividad realizada.

 

Juego educativo: «Guardianes del Océano»:

Después de la comida, organiza un juego de rol donde los niños se convierten en «Guardianes del Océano». Cada niño puede tener una misión especial, como proteger a las tortugas marinas, salvar a los delfines de los residuos plásticos o mantener limpia la arena para los cangrejos. Puedes crear historias y desafíos basados en la vida marina y el medio ambiente.

 

Reflexión y compromiso:

 Limpieza-playa-4

Al final del día, reúne a la familia para una reflexión final. Habla sobre la experiencia, lo que han aprendido y cómo pueden seguir ayudando al medio ambiente en su vida diaria. Puedes hacer que los niños firmen un «Compromiso de Guardianes del Océano», donde prometen hacer su parte para proteger la naturaleza.

 

Finalmente, podéis comprometeros a hacer de la limpieza y conservación del medio ambiente una actividad regular. Puedes planificar visitas trimestrales a diferentes playas o parques naturales y/o participar en programas locales de voluntariado ambiental. Cada pequeño esfuerzo cuenta y, además de cuidar del medio ambiente, estaremos pasando tiempo de calidad en familia.

 

¿Se os ocurre alguna otra actividad divertida para el cuidado de espacios naturales?

PATATAS, PATATAS Y MÁS PATATAS

PARA COMER, DIVERTIDAS, SALUDABLES, NUTRITIVAS

Un alimento importante solo o acompañado