Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario.
Al seguir navegando acepta el uso que hacemos de las cookies.Más informaciónAceptar

gratinado-patata

 

El otoño llega con sus colores cálidos y una cosecha abundante que invita a preparar platos reconfortantes y llenos de sabor, desde guisos sustanciosos hasta gratinados cremosos, las patatas son la base perfecta para dar cuerpo y sabor a tus platos de otoño.

 

Guiso de patata y setas

setas-con-patatas 

Qué mejor manera de capturar el espíritu otoñal que con un guiso de patata y setas. Para esta deliciosa receta, necesitarás:

500g de patatas cortadas en trozos grandes.

250g de setas variadas (por ejemplo, champiñones, boletus).

1 cebolla picada.

2 dientes de ajo picados.

Caldo de verduras (aproximadamente 500ml).

Tomillo fresco.

Sal y pimienta al gusto.

Aceite de oliva.

 

Instrucciones:

En una olla grande, calienta un poco de aceite de oliva y saltea la cebolla y el ajo hasta que estén dorados.

Agrega las patatas y las setas y revuelve para que se impregnen con los sabores.

Vierte el caldo de verduras hasta cubrir los ingredientes y agrega unas ramitas de tomillo.

Deja cocinar a fuego medio-bajo hasta que las patatas estén tiernas y el guiso haya espesado. Ajusta la sazón con sal y pimienta.

 

Gratinado de patata y calabaza

 patata-calabaza

El dulzor de la calabaza se combina maravillosamente con la cremosidad de las patatas en este gratinado. Para esta receta, necesitarás:

4 patatas grandes, peladas y cortadas en rodajas finas.

500g de calabaza, pelada y cortada en trozos.

200ml de crema de leche.

2 dientes de ajo picados.

Nuez moscada rallada.

Sal y pimienta al gusto.

Queso rallado (opcional).

 

Instrucciones:

Precalienta el horno a 180°C y engrasa ligeramente una fuente para horno.

En una olla, hierve la calabaza hasta que esté tierna. Escurre y haz un puré.

Mezcla el puré de calabaza con la crema de leche, ajo picado, nuez moscada, sal y pimienta.

En la fuente para horno, alterna capas de rodajas de patata y mezcla de calabaza.

Espolvorea queso rallado por encima si lo deseas.

Hornea durante aproximadamente 30-40 minutos o hasta que esté dorado.

 

Sopa de patata y puerro con tocino crujiente

patata-puerro-tocino

Una sopa caliente y reconfortante siempre sienta genial en esta época. Esta sopa combina la suavidad de las patatas con la profundidad de sabor del puerro y el tocino crujiente. Necesitarás:

4 patatas grandes, peladas y cortadas en trozos.

2 puerros, solo la parte blanca y clara, cortados en rodajas.

4 tazas de caldo de pollo o vegetales.

100g de tocino, picado en trozos pequeños.

Aceite de oliva.

Sal y pimienta al gusto.

Cebollino picado para decorar (opcional).

 

Instrucciones:

En una olla grande, calienta un poco de aceite de oliva y saltea los puerros hasta que estén tiernos.

Agrega las patatas y el caldo. Lleva a ebullición y luego reduce el fuego y cocina a fuego lento hasta que las patatas estén cocidas.

Mientras tanto, en una sartén, cocina el tocino hasta que esté crujiente. Escurre sobre papel absorbente y reserva.

Utiliza una batidora de mano para triturar la sopa hasta que esté suave. Ajusta la sazón con sal y pimienta.

Sirve la sopa caliente, espolvoreada con trozos de tocino crujiente y cebollín picado.

 

¡Esperamos que disfrutes al máximo de estas recetas!

PATATAS, PATATAS Y MÁS PATATAS

PARA COMER, DIVERTIDAS, SALUDABLES, NUTRITIVAS

Un alimento importante solo o acompañado